Los peligros de no hacer cambio de aceite
Autor     03/21/2019 15:19:55    0 Comentarios
Los peligros de no hacer cambio de aceite

El lubricante es una parte importante y esencial de un motor de un vehículo  y su buen funcionamiento, porque reduce el rozamiento, sirve como refrigerante y previene la corrosión del motor. Es por ello que no prestarle atención y no cambiarlo, puede provocar graves daños a tu vehículo.

Las principales consecuencias de no cambiar el lubricante de tu vehículo son:

- Un desgaste prematuro del motor y partes mecánicas de fricción

- El aumento de ruidos en el motor, debido a la falta de lubricación del mismo

- Otros elementos que requieren de lubricante, para disminuir su rozamiento son los casquillos de biela, que pueden llegar a romperse si no se cambia.

- También puede ocasionar daños en las bielas, pistones y otras partes.

-  Sobreconsumo de combustible por el esfuerzo que debe realizar el motor, al no tener lubricadas las partes de combustión.

- Y lo peor que puede pasar: que el motor deje de funcionar, a este punto se llega cuando las partes metálicas como bielas, pistones y demás, han rozado tanto que ya impiden el movimiento y se "clavan" por las altas temperaturas que puede alcanzar el motor y terminen por fusionarse.  

La vida útil del lubricante de motor de un vehículo varía entre los 5.000 y los 15.000 kilómetros, dependiendo si este es mineral o sintético al igual el uso que se le dé al vehículo como tal, ya que los trayectos cortos y en ciudades de alto tráfico, obligan a cambiar el lubricante y el filtro con mayor frecuencia. Lo correcto es cambiarlo en cada cambio de aceite, pero lo mejor es seguir todos las reglas que indica el fabricante del vehículo, al igual no llegar a los límites del kilometraje del cambio, siempre será mejor cambiarlo antes de llegar o a los 5.000 ó 15.000 kilómetros según sea el tipo del lubricante.  

El filtro del aceite también es muy importante: su papel es proteger la mecánica de impurezas que puedan estar flotando en suspensión en el lubricante. Un filtro en mal estado puede derivar en una caída en el rendimiento de la mecánica, el desgaste prematuro y un consumo de combustible más elevado. Además, si cambiamos el aceite y dejamos el filtro viejo, estaremos mezclando un lubricante limpio con uno sucio, lo cual terminaría por dañar las propiedades fundamentales del lubricante.

Compartir este post:

Deja una respuesta

* Nombre
* E-mail (No publicado)
   sitio web: (URL sitio conhttp://)
* Comentario:
Tipo de código